La historia de la hermosa venezolana Francys Barraza Sudnicka va mucho más allá de lo que pensé, sus orígenes y su infancia tienen un gran peso en lo que ella ha alcanzado, habla sobre ambos con mucho orgullo, pues a pesar de la dificultad por la que tuvo que pasar en su infancia y adolescencia agradece haber aprendido de estas a ver la vida de manera humilde y luchar cada vez más por alcanzar sus sueños.

Francys nació en Valencia, estado Carabobo, con descendencia polaca gracias a su madre y venezolana por parte de su padre, fue candidata al Miss Venezuela y al Miss Polonia, finalista en ambos eventos. A pesar de haber tenido un éxito notorio en su carrera como modelo se detiene a explicar la pregunta que le hacen con mayor frecuencia: ¿cómo se conocieron sus padres? me esperaba una historia común de amor, pero me sorprendí al escuchar que esta historia se remonta a la Segunda Guerra Mundial la cual tuvo que vivir su mamá en Polonia cuando tenía 11 años.

Su madre polaca y su padre venezolano le permitieron vivir muchas experiencias

“Ella tenía un hermano que mandaron para Venezuela porque estaban sacando a la gente de Polonia a donde ellos quisieran o donde tuvieran familia y mi tío escogió irse para allá. Por lo que al morir mi abuela después de enfermar debido a que fue usada como experimento en la Segunda Guerra Mundial, es cuando mi abuelo decide mandar a mi mamá a Venezuela a vivir con su tío”.

Su madre nunca pudo terminar sus estudios en Venezuela, ya que su tío le quería imponer estudiar una carrera que no era de su agrado, y debido a esto y otros malentendidos entre ambos, decide escaparse con su novio, quien es el papá de Francys. Se casaron a los 18 años y tuvieron 5 hijos, por lo que su mamá decidió dedicarse a criarlos mientras su papá se fue a estudiar “luego de que él volvió mis papás se divorciaron y mi mamá agarró a sus 5 muchachos y nos vinimos Polonia, yo llegué para acá a los 3 años hablando español, pero comencé mi vida, fui a la escuela, tuve parte de mi niñez aquí, con mis hermanos y mi mamá, ella nunca nos dejó”.

Nos comenta cuánto dolor siente por la situación que vive Venezuela actualmente porque le recuerda a lo que vivió en Polonia cuando era pequeña “Me acuerdo que no era fácil y que era muy difícil para mi mamá darnos de comer, porque todo era racionado, el comunismo era muy fuerte” Por esta situación su mamá tomó la decisión de irse Berlín, Alemania cuando ella tenía 10 años, pero fue solo durante unos meses y luego volvieron a Venezuela.

Vivió en Valencia, en el barrio Nueva Valencia, y antes de llegar a la mayoría de edad participó en concursos pequeños como el Miss Juventud y el Miss Cosmoviñedo, en los cuales empezó a obtener algo de experiencia en el mundo los concursos de belleza y comenzó a sentir un gusto por estas competencias, y como es de esperarse siempre lograba posicionarse en un buen puesto.

Francys y el mundo de la Belleza…

En el año 2000 ganó en el Miss Turismo aquí en Venezuela y le tocó representar a nuestro país en el Miss Turismo Mundial, participó con 53 países y finalmente ganó la corona para Venezuela. Uno pensaría que eso la iba a dejar satisfecha… porque hay que verle la cara a ganar frente a esa cantidad de países, pero Francys nos cuenta que su sueño siempre fue participar en uno de los concursos grandes como el Miss Universo, el Miss Mundo o el Miss Internacional y por eso no podía quedarse tan solo con la victoria de este concurso.

Así que no perdió el tiempo y se preparó para ir al Miss Venezuela en el año 2003 como representante del estado Trujillo, pero quedó entre las 10 finalistas –“Me quedé como con esa espinita así que siempre estaba pensando cómo podía hacer para llegar a esos grandes concursos, pero ya en este punto pensaba que no tenía más opciones”

Un gran amigo de ella, Julio César, actualmente Director del Miss Earth, le comenta que al ser ella polaca por parte de su madre puede irse a participar en el Miss Polonia 2005 a ver si llegaba a los concursos que ella quería. Cuenta lo difícil que fue porque ella tenía una belleza muy distinta a las polacas, pero eso no le impidió que finalmente pudiera ganar este concurso y llegar al Miss Universo.

“Viajé al miss universo en el año 2006 en representación de Polonia, y aunque no clasifiqué le agradezco mucho a Polonia por darme el chance de participar en concursos que yo soñaba (…) esa es mi gran satisfacción porque pude vivir esa experiencia que muchas chicas quisieran vivir”.

En el año 2006 hubo dos venezolanas en el Miss Universo (Francys Sudnicka y Jictzad  Viña)

Ese mismo año fue enviada en representación también de Polonia para el Miss Earth y quedó de 5ta finalista – “aunque no logré tan buenos puestos como con Venezuela, estuve en concursos muy importantes”.

Después de unos años en Venezuela, Francys se muda a Polonia, aunque no tuviera las intenciones de hacerlo, porque conoció en el programa Bailando con las Estrellas a su gran amor quien es el papá de su hija – “dije que iría por tres meses, pero me enamoré”.

Bailando con las estrellas edición Polonia fue el sitio donde encontró el amor de su vida

A pesar de haberse quedado en Polonia nunca olvida de dónde viene – “Yo creo que mi mayor éxito fue haber nacido en la familia que nací, que, a pesar de las adversidades, la pobreza que viví y de capaz no tener las cosas que yo quería, me hizo ser humilde y positiva, y que ahora de adulta estoy trabajando por tener las cosas que quiero”.

“Mi carrera en Polonia no fue fácil, los polacos son muy nacionalistas y mi belleza es muy exótica, como dirían ellos, pero igual participé como coanimadora en algunos programas y actualmente soy directora del Miss Earth Polonia, y también tengo un canal de YouTube donde hago tips para mujeres. A veces me llaman a algunos programas, hace poco estuve en uno para hablar sobre la situación de Venezuela”.

Francys al hablar de su familia se detiene en un tema que no se puede obviar, la crisis que atraviesa nuestro país, pues su familia estuvo muy mal por mucho tiempo hasta que finalmente con trabajo duro de y ayuda de familiares los pudo sacar a todos del país. – “Todos nos fuimos ayudando poco a poco para sacar a mi familia de Venezuela, era muy doloroso saber que mi hermano solo comía una vez al día”.

Una venezolana que sin duda recuerda siempre su país y que expresa siempre su gusto por trabajar para lograr lo que quieres. – “No estoy de acuerdo con el socialismo ni el comunismo, yo creo mucho en la igualdad de la gente, pero creo que la gente se tiene que ganar las cosas, tienen que ponerle ganas a lograr lo que se propongan”.

Una historia poco común y alentadora es la que nos deja Francys Sudnicka, quien con esfuerzo ha logrado tener una vida donde cumplió sus sueños y no decayó a pesar de los millones de veces que lo tuvo que intentar.

Apoyenla en sus redes sociales Instagram: @francysudnicka

Barbara Fernandes / VEEM Magazine

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí