Con una amplia y cálida sonrisa nos contagia de optimismo y alegría nuestra hermosa venezolana, Liliana Peña. Su forma de ver la vida, su manera de hacer frente a las adversidades son un ejemplo para mí y para muchos. Y es que para nadie es un secreto la popularidad que disfruta en redes sociales y en el mundo de la radio, solo por citar dos de las facetas de la talentosa Liliana.

Estuve conversando con ella acerca del proyecto VEEM Magazine y se mostró tremendamente interesada, su apoyo y compromiso fueron increíbles. Su éxito es tan natural que no dudó en compartir su historia con nosotros.

Nos relata que se inicia gracias a una tía periodista que trabajaba en la radio. Entrando en contacto con un estudio radial a los 8 años de edad en su ciudad natal Valera en nuestro hermoso estado Trujillo, su vocación había despertado ya que poco tiempo después comenzó a grabar el programa “Cada Niño con un Globo” en la estación local 89.7 FM, con recuerdos invaluables.

Con el pasar de los años viajó a los Estados Unidos para estudiar y una vez más su vocación la trajo de regreso a la radio inicialmente con el circuito MEGA y su curiosidad por los medios de comunicación la llevó a hacer en paralelo también televisión en Plus TV y en VEN Televisión canales regionales durante 9 años. Todo esto siempre en su ciudad natal.

Se define como una Mujer de Radio

Precisamente gracias a esta maravillosa experiencia, nos comenta que comprendió que era una “Mujer de Radio”. En sus propias palabras nos dice “Amo la radio, amo lo genuina que puedo ser en ella, deseo hacer radio hasta mi último respiro. Me encanta esto de ser como un cuenta cuentos y  entretener únicamente usando la magia de la voz sin tanto artificio, sin tanto artilugio”.

Con su vocación y pasión bien claras comienza a trabajar entonces con Rumbera Networks lo que significó un logró personal importantísimo ya que siempre deseo pertenecer a ese circuito radial.

Sintiéndose “Profeta en su tierra” nos expresa con mucho orgullo sentirse muy querida y apreciada en su tierra natal, sin embargo, decide probar suerte en la Gran Caracas así que elige 3 emisoras y precisamente su segunda opción fue la Red MusiK FM 104.5 quienes depositaron en ella la confianza que merecía y le han brindaron la oportunidad de permanecer hasta la actualidad con esta gran familia a quienes describe con un cariño envidiable.

Por si esto pareciera poco Liliana tiene 4 títulos universitarios en su haber, todos ellos en el área gerencial de finanzas y de negocios. Esta es una faceta poco conocida o como ella menciona su “carrera privada”, pero que da muestra de su talento y lo impresionante que podemos llegar a ser si nos proponemos.

Su carrera privada incluye 4 títulos universitarios

“La Gran Caracas ha sido muy benevolente conmigo permitiéndome lograr cosas que ni siquiera imaginé” afirma Liliana refiriéndose a su experiencia viviendo en nuestra ciudad capital “siempre quise vivir en Caracas, hoy día no solo lo logré si no que me siento muy querida” para muestra de esto en su primer año fue nominada cómo Locutora Revelación del Año, lo cual no fue más que una muestra de ese cariño que recibe a cambio de su pasión por la radio, no se podía esperar menos.

La historia de un Calendario

Además de tan impresionantes logros capaces de motivar a cualquier venezolano, le pedí a Liliana que nos regalara una de sus historias de éxito, esas anécdotas tan fascinantes que nos llenan de motivación, pero a la vez nos invitan a confiar en nosotros mismos, en nuestro potencial.

“Primero que nada quiero decirte que me encanta todo esto que haces, creo muchísimo en inspirar a través de leer buenas prácticas y contar una historia de éxito es mucho mejor que las literaturas de autoayuda” nos afirma Liliana al mismo tiempo se pone pensativa y comienza a recordar.

“La verdad es que me han pasado cosas insólitas en mi vida y en buena parte creo que se trata de mi actitud ante la vida, puedo contarte que contar que a mis 40 años decidí irme a Nueva York, yo siempre quise vivir en esa ciudad y siempre decía que yo era la Carrie Bradshaw Gocha, Valerana y ciertamente logré vivir allá, con una actitud al más puro estilo Sex and the City” Increíble Liliana cuéntanos y ¿qué pasó?

“Sabes siempre me ha gustado el Style mucho más que la moda… es decir que puedas crear un estilo y que la gente vea ropa y diga guao eso se parece a ti. Más que vestir como una vitrina me ha gustado siempre crear mi propia forma de vestir, soy atrevida y en resumen creo más en la tendencia que en la moda” Ciertamente siempre me has parecido una referencia del buen gusto y del buen vestir y estoy seguro que esta opinión es la misma para muchos.

Amante de la tendencia más que de la moda

En más de una ocasión caminando por Nueva York me detuvieron personas para preguntarme por mi ropa y yo pues siempre pensaba que si esa ropa la vendían allá pues definitivamente debía ser un tema de actitud, lo cierto es que tengo unas botas que hay que ser muy segura para vestirlas y un buen día decidí ponérmelas para nada más y nada menos que caminar por la icónica 5ta Avenida de la gran manzana sin ningún motivo especial” con su rostro iluminado por esos recuerdos siguió contándonos “Pues no me lo vas a creer, me pararon tres personas y me causó mucha gracias porque automáticamente reaccioné con el chip venezolano y me dije… esta gente me va a robar ya que casualmente iba a realizar un depósito bancario y tenía unos billetes dentro de un sobre, en unos minutos pasó por mi mente la imagen de ellos atracándome” jajaja a todos nos sucede.

Atrevida en su forma de vestir siempre

“Lo cierto es que dichas personas me comentan que tienen una revista y me piden el favor de que posé con un ejemplar de esa revista… pero en fin vencí el miedo y accedí al analizar la situación una de las tres personas era minusválida y tenía una silla de ruedas como las que se ve en las películas intergalácticas con motor y todo, finalmente me tomé varias fotos con la revista y les di mis redes pero puedes estar seguro de que no solté el sobre ni un segundo jajaja” Solo a Liliana le ocurren este tipo de cosas ¡y entonces?

“Para esa época mis redes sociales habían sido hackeadas por lo que no estaba muy pendientes de ellas de hecho, no le di importancia a muchos mensajes en inglés que recibí. Cuando finalmente les puse atención me di cuenta que había colgado las fotos que me tomaron y me habían etiquetado. ¡Pues hermano! A raíz de esas fotos…. No sé cómo… fui invitada a hacer un calendario en Nueva York o sea YO en mis 40 hice un calendario en Nueva York” ¿en serio? “¡Si! Jajaja éramos cuatro mujeres, pero lo más impresionante es que cuando llegué a la convocatoria me doy cuenta que una de ellas había participado en el video de….. llegué a preguntarme, que hacía allí. El calendario fue genial, la ropa espectacular de una diseñadora emergente de Nueva York, una experiencia realmente única. Incluso tiempo después supe que se había hecho un video y se transmitió en Time Square… increíble, sencillamente increíble”

Liliana en su Calendario «Newyorkino»

Que impresionante Liliana todo esto de verdad parece un sueño “Espera que aún hay más, ese calendario recibió una publicidad de medios locales muy fuerte, di entrevistas en radio lo que me llevó luego a hacer radio en Brooklyn. ¿Puedes si quiere imaginártelo?»

Gracias a la gira de medios en ese Calendario pudo dar entrevistas en Inglés

“Poco después a mi regreso en mi gimnasio acá en Caracas todo el mundo quería saber cuánto había pagado para hacer ese calendario y toda esa súper experiencia, y a todos les dije la verdad, solo fue cuestión de actitud, confianza. Entonces me digo hoy día… YO una muchachita de Valera… una ciudad tan pequeña de dos calles, que hago radio desde mis ocho años, pero soñaba con todo eso, me inspiraba con Nueva York, me inspiraba en mujeres muy exitosas que quería alcanzar”

“No es que seamos intergalácticos, es que tenemos sueños y le damos vida a nuestros sueños y nos empeñamos y si contar mi historia logra motivar a otros a lograr mucho más, pero muchísimo más, puedo darme por servida”

Definitivamente la energía que contagia Liliana Peña te hace conectarte con nuestros propios sueños, a hacer retrospectiva y retomar todas esas metas inconclusas y ponerle nuestra energía, nuestra actitud y nuestra confianza.

Daniel Omaña / Editor

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí