Los venezolanos en las últimas decadas nos hemos convertido en consumidores de noticias, muchas veces damos credito a fuentes no oficiales como por ejemplo las redes sociales, sin embargo siempre deseamos seguir figuras que generen empatía y credibilidad, pues bien eso justamente es lo que debe transmitir un comunicador social dedicado al periodismo, resumido en tres palabras veracidad, confiabilidad e inmediatez. Vaya compromiso ¿no?

Precisamente teniendo esto presente en lo particular cada mañana sintonizo Televen en familia cuando iniciamos nuestras actividades y encontramos una figura que ha calado en la televisión venezolana. Se trata pues de Ricardo Salmerón.

Toda una vida dedicada al Periodismo Audiovisual

Habiéndose graduado en la Universidad Central de Venezuela como comunicador social, ejerce la carrera desde hace veinticinco años, de los cuales dieciocho los ha dedicado a la Corporación Televen trabajando siempre con el periodismo audiovisual, ha ejercido todos los roles posibles entre los cuales están los de redactor, coordinador, productor, narrador de noticias y reportero que fue la etapa que más disfrutó. De hecho, muchos recordamos esa sección llamada El Tema de Hoy

Hace un poco más de diez años lleva la responsabilidad de ser el Jefe de Información del departamento y en paralelo ser narrador de la primera emisión de El Noticiero Televen.

Ricardo se define a sí mismo como un ser humano lleno de virtudes y defectos. Por esta misma razón agradece infinitamente a todas las personas con las que convive ya que, lo aceptan y lo valoran aun cuando admite que a pesar de que la mayoría de las veces afloran más las virtudes que los defectos, en esas ocasiones en las que sucede lo contrario siempre encuentra el apoyo que necesita.

en El Noticiero Televen

“Haciendo un balance, y quizá suene muy poco humilde de mi parte, pero siento que hay más cosas buenas que malas” – afirma Ricardo con una sonrisa muy amplia en su rostro – “Por eso no me preocupo mucho y tengo la posibilidad de verme a diario en el espejo y estar tranquilo con mi vida y con las cosas que he hecho, con las decisiones que he tomado y con los caminos que me ha tocado andar”

Sin dudarlo agrace mucho a Dios por haberle dado claridad en su vocación desde muy joven y así lo resume diciendo —“Amo mi trabajo de una manera inmensa, me siento feliz y contento con lo que hago y eso me llena mucho”

Una historia de Éxito…

Después de tomarse un momento para pensarlo Ricardo nos dice – “Mi vida es mi historia de éxito” – Afirma entonces que su vida es la de un profesional que desde muy temprana edad tenia clara sus metas, sus objetivos y sobretodo trabajó muchísimo en tratar de alcanzarlas.

“Siento que se me presentaron muchísimas oportunidades y las supe aprovechar, las oportunidades siempre, siempre llegan. La diferencia la hace tu decisión de montarte en ese tren o no” – Nunca mejor dicho – “Creo que he tenido la suerte y el tino de saber cuáles trenes abordar, pero tuve que asumir los riesgos”

En constante evolución nos comenta que su vida personal tiene las mismas inquietudes de todos los venezolanos sobre el futuro del país.

A nivel personal nos comenta sentirse muy tranquilo con lo logrado en ese aspecto hasta el momento, obviamente siente preocupación como todo venezolano por el futuro del país, pero se muestra muy optimista siempre – “Mientras hay esfuerzos, mientras hay ganas de luchar siempre hay esperanzas, mi lema de vida es no enfrascarme nunca en situaciones complicadas” – Muy agradecido por compartir esa visión de nuestro país y de su gente mi querido amigo — “Muchas gracias a ustedes por la oportunidad de mostrar un poco más allá de la pantalla de un televisor, me tienen a la orden”

Cuando encontramos a personajes tan centrados y optimistas sin duda nos contagiamos con su energía, con esperanza confiamos en esta situación es temporal y será sobrellevado por todos nosotros, tomando siempre el riesgo de abordar el tren de las oportunidades.

Sus redes sociales Instagram: @rsalmeron20 / Twitter: @rsalmeron20

Daniel Omaña / Editor

Deja un comentario